Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Musica Variada

12:00 am 11:59 pm

Background

Bolivia pierde a sus lagos y lagunas por la desatención estatal y la crisis climática

Escrito por el 28 de agosto de 2023

La situación de los lagos y lagunas del país es crítica. Las personas que viven en zonas cercanas a los espejos de agua no pierden la fe en que algún día puedan recuperar la calidad y cantidad de agua que tenían sus espacios acuíferos. El lago Titicaca, en La Paz, llegó a niveles de agua nunca vistos. La laguna Alalay, en Cochabamba, se está secando y la poca agua que hay está contaminada. El lago Poopó, en Oruro, sigue siendo una historia muerta. Lo mismo pasa con la laguna Concepción, en Santa Cruz, que se secó por la deforestación en el lugar.

Estos desastres se deben al cambio climático y la sequía, fenómenos que afectan al mundo entero. Pero también existen otros factores para este panorama devastador, como la contaminación provocada por el ser humano, la deforestación, la ocupación ilegal de tierras y la minería ilegal.

En los ríos de Puno que desembocan al lago Titicaca fluye arsénico, plomo, boro, hierro, manganeso, sodio y otras sustancias potencialmente nocivas. Los vecinos de esta zona peruana no tienen otra alternativa que consumir el agua de los pozos, pues el reparto a través de camiones cisterna es irregular. Hubo bloqueos de carreteras y hasta ahora no hay soluciones. Las mineras ilegales siguen contaminando los afluentes y dañando el Titicaca.

La contaminación en el lago Titicaca provoca la muerte de animales/APG
La contaminación en el lago Titicaca provoca la muerte de animales. Foto: APG

 

Mira al lado peruano

Teófilo Choquevillca es el alcalde del municipio de Copacabana. Esta región es la más turística en el lado boliviano que está a orillas del lago Titicaca. El burgomaestre mira con preocupación la situación por la que atraviesa el lago sagrado y dijo que en su localidad se están tomando medidas para frenar la contaminación y también luchar contra el cambio climático. Sin embargo, apuntó a la región peruana de Puno de ser la culpable por el momento difícil que vive el enorme reflejo de agua.

“Nosotros estamos tomando medidas de control para evitar la contaminación de nuestro lago sagrado. Es verdad que el nivel del agua del lago ha ido bajando. Ahora está más o menos en un metro y medio y empezó a secar algunos lugares. En cuenta a la contaminación las aguas servidas ya no van al lago, van a una planta de tratamiento”, dijo Choquevillca.

La laguna Alalay está seca. Solo existen pocos lugares con agua/APG
La laguna Alalay está seca. Solo existen pocos lugares con agua. Foto: APG

Los males o problemas identificados son la falta de agua de calidad, las aguas contaminadas que descargan en los ríos Rocha y Mailanco, el ingreso de aguas por escorrentía del barrio Minero y otros que provocan contaminación debido a que no existe un canal colector; la presencia de clubes de fútbol en comodato, como Aurora, Wilsterman y el club Municipal; el ingreso de aguas de alcantarillado por rebalse del sistema de bombeo que envía Semapa (Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario) al canal de salida de la laguna.

“La solución podría ser transportar agua desde la Central Hidroeléctrica Misicuni, proyecto agua, riego y ecología, hasta el Sistema de Riego N° 1. Sólo se necesita un 10% para las lagunas Alalay, Coña Coña y Quenamari. También se debería revisar la situación legal de los comodatos que cumplieron su plazo de continuar alrededor”, dijo Maldonado.

En la época de calor la laguna desprende olores nauseabundos por la contaminación y la falta de oxigenación de sus aguas. Es visible la evaporización y sequía.

En cambio, en la época de lluvia, entre enero y febrero, la apariencia del lago mejora al recibir aguas de las precipitaciones y de los ríos Rocha y Mailanco, lo que reduce la contaminación y los fétidos olores que desprende.

Hace diez años se identificó unas 130 especies de aves nativas y migratorias y al menos cuatro variedades de peces.

La laguna Concepción, en el departamento de Santa Cruz, estaba totalmente seca a finales de 2022. Esta laguna es uno de los humedales más importantes del oriente boliviano, y en los últimos años apenas lograba mantener 6.000 hectáreas de espejo de agua, pero desde 2021, esta superficie no supera las 1.000 hectáreas.

Hoy, el agua intenta no desaparecer. En el último tiempo hubo una mínima recarga producto de lluvias y del desemboque del río Parapetí. Sin embargo, esta laguna sigue corriendo riesgos, esto debido a que colonias menonitas desviaron el poco cause que tiene la laguna hacia sus cultivos.

“La afectación que tiene la laguna Concepción viene desde la ampliación de la frontera agrícola con el cambio de uso de suelos, las modificaciones en el drenaje natural sin una planificación integral, la carretera construida con su puente y la mala distribución del agua”, afirmó la diputada de Creemos María René Álvarez.

La laguna Concepción está en terapia intensiva. Ya el año pasado había desaparecido, así como lo hizo el lago Poopó, en Oruro, que no encontró auxilio a sus gritos.

Laguna Concepción

El agua a la laguna Concepción llega del río Parapetí y de ahí se forma parte del bañado Isoso, que es una forma de regulación hídrica natural. Sin embargo, el río Parapetí nace en Chuquisaca, donde ya existe actividad antrópica desde Camiri, que produce sedimento que baja hasta el río, subiendo su caudal e inundando a las comunidades en un primer golpe de agua.

En Perú

El río Coata es uno de los principales afluentes del Titicaca en el lado peruano. Este río es el que más contamina las aguas del lago Titicaca.

(Fuente: El Deber)


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Abrir chat
Hola 👋 gracias por visitar nuestro sitio web,
En que podemos ayudarte?