Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Buenas Vibras

6:00 am 8:59 am

Background

Mercado paralelo de combustible tiene cinco formas de reventa ilegal

Escrito por el 5 de junio de 2023

El Gobierno aprobó el Decreto Supremo 4910 para controlar y luchar contra el contrabando de carburantes con la fijación de límites máximos de cargüíos, pero la historia no cambia en las carreteras y fronteras.

Mercado paralelo de combustible tiene cinco formas de reventa ilegal

Las puertas de la Refinería Guillermo Elder Bell, en Palmasola. Foto:

El mercado paralelo de combustible se abastece de al menos cinco formas o mecanismos para revenderlo a los chuteros, en las carreteras y ciudades fronterizas; destinarlo al narcotráfico y minería. El Decreto Supremo 4910 recientemente aprobado por el Ejecutivo no logra frenar el contrabando de gasolina y diésel en las ciudades y fronteras del país, como aseguran los transportistas y ciudadanos consultados.

Estas formas de alimentar al contrabando o a los comerciantes del mercado negro son mediante la compra de gasolina en bolsas de cinco litros de los surtidores o estaciones de servicio; en bidones o turriles desde un vehículo; algunos coches particulares llenan el tanque todos los días; camiones cisterna y del transporte internacional revenden su combustible en las ciudades fronterizas.

Para los transportistas, la promulgación de nuevos decretos o leyes no logrará frenar el contrabando de combustible mientras continúe la subvención.

“Con los decretos, el Gobierno pretende tapar el sol con un dedo y ésa no es la solución. La subvención es el cáncer del país. Si el Gobierno quita la subvención, el contrabando ya no tendría el mismo efecto, ya no habría razón para acudir al mercado negro”, dijo Gonzalo Valdivieso, expresidente de la Cámara Boliviana de Transporte Nacional e Internacional.

A mediados de abril, el Ejecutivo promulgó los decretos supremos 4910 y 4911, que tienen la finalidad de controlar y luchar contra el contrabando de combustibles en el país mediante la fijación de límites máximos de carguíos de carburantes.

Esa medida generó el rechazo de diferentes sectores, sobre todo de los agropecuarios y productores, declarándose en emergencia con movilizaciones en el Chapare y oriente del país.

Luego de que fueron promulgados ambos decretos, los productores de banano, palmito, piña y piscicultores del Chapare denunciaron que las restricciones en la provisión de gasolina y diésel causaron la aparición de un mercado paralelo en el que se vende hasta en 10 bolivianos el litro del carburante.

Mercado paralelo

Una de las formas que los contrabandistas usan para abastecerse de combustible en las ciudades es mediante la compra de gasolina en bolsas de cinco litros directamente de los surtidores.

Cada día van a diferentes estaciones para acumular el carburante y revenderlo. “He visto que cargan combustible en bolsas sin restricción. Les entregan (a los del surtidor) la fotocopia de su cédula de identidad, pero ni siquiera se fijan si corresponde a la persona que está comprando”, indicó Edson V., vecino de un barrio del sur de Cochabamba.

Otras personas, en lugar de bolsas, utilizan bidones y turriles que los transportan en vehículos particulares. “Otros van con su camioneta al surtidor, cargan gasolina o diésel a su tanque, luego llenan bidones o turriles sin restricción”, dijo la misma fuente consultada.

La disposición de la Dirección General de Sustancias Controladas establece que está permitida la venta de gasolina o diésel hasta por 120 litros al mes “fuera de tanque”, ya sea en bidones u otro tipo de envases previa presentación de la fotocopia de la cédula de identidad de la persona que realiza la compra.

A principios de año, la Autoridad Nacional de Hidrocarburos (ANH) identificó en Cochabamba que un minibús cargó en un día hasta 2.000 litros de gasolina. El conductor iba todos los días de surtidor en surtidor para cargar de 50 a 80 litros debido a que no existían restricciones en el carguío del carburante.

Incluso identificó que un minibús tenía su sistema adaptado de forma ilegal para los tres sistemas: GNV, gasolina y diésel.

Luego, tras un seguimiento, la ANH identificó que en el transcurso de tres meses, 50 motorizados cargaron 4,4 millones de litros equivalentes a 1,2 millones de gasolina especial y 3,1 millones de diésel. Esa cantidad representa una subvención de 21 millones de bolivianos.

La Autoridad de Hidrocarburos asegura que ese carburante va destinado al contrabando, ya que cargan más de lo que habitualmente logran consumir.

En el Chapare

Marcial C. está afiliado a un sindicato en el municipio de Puerto Villarroel y asegura que con frecuencia observa que conductores con vehículos que tienen placa cargan combustible en los surtidores para luego revenderlo en los “puntos negros”.

Indicó que lo destinan para los autos chutos y el narcotráfico. “Una persona con un vehículo particular suele cargar 150 bolivianos, pero no termina todo y el resto lo vende. Así hacen muchos. Los vehículos indocumentados son los que compran gasolina de los puntos negros”, manifestó Marcial.

En la carretera hacia Santa Cruz, sobre todo en los municipios del Chapare, es habitual observar letreros con el anuncio “Se vende gasolina”. Algunos “puntos negros” están ubicados a pocos metros de los surtidores y son los sitios de abastecimiento para los vehículos indocumentados porque no tienen B-Sisa.

Marcial consideró que de 10 vehículos que circulan en el trópico cochabambino, hasta seis no tienen documentos. Dice que es normal observarlos en los centros poblados, en las sendas, chacos y comunidades, pero no se aproximan a las grandes ciudades porque corren el riesgo de que se los incauten en las trancas o retenes, aunque muchos se ingenian para burlar controles.

En las fronteras

La Cámara Boliviana de Transporte Nacional e Internacional (CBT) identificó que algunos conductores de camiones cisterna y transportistas pesados son los que desvían los carburantes a los países vecinos.

“Los mismos transportistas son los que hacen este tipo de negociado para que lo puedan vender en el mercado negro. Son los cisterneros. Estos señores venden diésel en grandes cantidades en el lado de Chile. En territorio nacional hay letreros de ‘Se vende gasolina o diésel’, la pregunta es ¿de dónde se abastecen? Hay camiones que les venden, habilitan turriles y tanques para cargas más”, aseguró el exejecutivo Gonzalo Valdivieso.

Aseguró que no existe control militar ni del Gobierno en las fronteras, motivo por el cual proliferan los “puntos negros” o de revendedores de carburantes.

En territorio nacional los surtidores venden a 3,72 bolivianos el litro de diésel, mientras que en el mercado paralelo puede llegar a costar hasta 10 bolivianos.

Transporte pesado

El transportista de carga internacional Gualberto A. manifiesta: “Contrabandean diésel en la frontera con Argentina y Paraguay. También he visto que los vehículos de algunas alcaldías del campo o las provincias cargan (sus tanques) y luego lo vacían en bidones para revenderlo. La venta de diésel es libre a cualquier transportista. Yo vi que el conductor de una motoniveladora se acercó a una tienda y le ofreció venderle pasándole con una manguera. Lo que ellos compran en 200 bolivianos lo revenden a 400 o 500 bolivianos”

Añadió que los conductores de los camiones cisterna que van a las fronteras hacen lo mismo, cargan al límite de su capacidad los dos tanques y en las carreteras lo vacían para comercializarlo.

“Con los decretos, el Gobierno pretende tapar el sol con un dedo. La subvención es el cáncer del país”.
Gonzalo Valdivieso, CBT
“Lo que se compra en 200 bolivianos es vendido a 400 o 500. Los conductores de las cisternas hacen lo mismo”.
Gualberto A., transportista
250
MILLONES
de dólares en subvención pretende ahorrar el gobierno de Arce a través de las operaciones de control.

“En las fronteras, los surtidores desvían el combustible a los países vecinos”

“En los puntos fronterizos como en Desaguadero no venden (en los surtidores) combustible al transportista que realmente necesita para que pueda continuar su viaje. Lo que hacen es desviar (en camiones cisterna) para el contrabando para que vaya a los países vecinos como Chile, Perú o Argentina. Dicen que tienen sus cupos, pero jamás hay cuando queremos comprar. Lo que vemos es que en las noches hacen operación hormiga para distribuir el diésel en autos particulares, mientras que a nosotros los surtidores nos limitan”, dijo el expresidente de la Cámara Boliviana de Transporte Nacional e Internacional, Gonzalo Valdivieso.

Dijo que su sector propuso que el Gobierno, a través de la ANH, realice una auditoría a todas las estaciones de servicio del país, sobre todo a aquellas que están en frontera para controlar a quienes venden, el número de placa y la cantidad que comercializan al día. Aseguró que de esa forma se podría evitar el desvío ilegal.

A mediados de mes, el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, anunció el refuerzo de los controles y lucha contra el contrabando de combustible. Las tareas son en conjunto con YPFB, la ANH, el Ministerio de Gobierno a través de Sustancias Controladas, la Aduana, las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana.

Las Fuerzas Armadas realizan vigilancia en 12 municipios fronterizos con la colaboración del Centro Estratégico de Operaciones de la Aduana, entre otras medidas. También, la resolución 015/2023 establece que YPFB coloque un aditivo a la gasolina que se comercializa en los municipios o zonas fronterizas para que cambie su color y de esta forma evitar el desvío ilegal. En Pando ya se aplicó esa norma y el carburante tiene un tono rojizo. Desde la ANH aseguraron que esta mezcla no modifica su composición.

La Asociación de Surtidores (Asosur) y la ANH informaron que en el país hay 745 surtidores o estaciones de servicio que comercializan gasolina especial, gasolina premium, diésel oil y gas natural.

De éstos, al menos 70 son del Estado (34 están en fronteras) y más de 260 están en Santa Cruz. Página Siete se comunicó con la gerente general de Asosur, Susy Dorado, pero no respondió a las preguntas.

(Fuente: Página Siete)


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Abrir chat
Hola 👋 gracias por visitar nuestro sitio web,
En que podemos ayudarte?