Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Musica Variada

12:00 am 11:59 pm

Background

Economía boliviana muestra signos de desaceleración

Escrito por el 4 de junio de 2023

El déficit comercial se mantiene desde agosto del 2022 y los datos al mes de abril todavía no salieron, pero se estima que el comportamiento se mantenga.

Los datos macro económicos de Bolivia cambian, pues ya muestra balanza comercial negativa, subida de la inflación, un crecimiento menor al año pasado y la pérdida del poder adquisitivo, de acuerdo a la información del presidente del Colegio de Economistas de Tarija, Fernando Romero.

La crisis del dólar se sigue arrastrando, a pesar de las medidas del Banco Central de Bolivia (BCB), la escasez continúa, pone en aprietos a los importadores y exportadores, así como aquellos que se dedican al contrabando y el incremento de los precios ya se percibe en los mercados.

Desde el 2015 Bolivia ya registraba una desaceleración económica, señalada en su momento por el economista y docente de la Universidad Técnica de Oruro, Ernesto Bernal, y los datos no mienten, pues de alcanzar un crecimiento de 5,46% en 2014 se redujo hasta llegar a 2,22% en 2019.

Para este año se estima un PIB de 4,86%, una inflación de 3,28%, una inversión pública de 4.006 millones de dólares y un déficit fiscal de -7,49%. Aunque los organismos internacionales, Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectaron para la presente gestión una cifra menor a 3%

Otro indicador que muestra una economía en crisis se refleja en la caída de las Reservas Internacionales. De alcanzar un récord de 15.123 millones de dólares en 2014, llegó al 8 de febrero a 3.538 millones, una caída del 77%, de acuerdo a la información de Romero.

La explicación de la caída de las reservas, en reiteradas oportunidades lo brindó el economista y docente de la Universidad Católica Boliviana, Gonzalo Chávez, en sus redes sociales, indicando que el Gobierno mató a la gallina de los huevos de oro: Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y aseguró que el modelo económico caducó.

La empresa estatal percibía ingresos por encima de los 6.000 millones de dólares por la venta del gas, gracias a los altos precios del petróleo, pero la cifra bajó a menos de 3.000, y a esto se sumó el aumento de la importación de combustibles.

Los minerales superaron a los hidrocarburos, hasta los productos no tradicionales, pero también por los precios altos, de los alimentos en el mercado internacional. De acuerdo al Banco Mundial la cotización de los principales productos agrícolas bajará.

En ese contexto, los datos del comercio exterior ya presenta datos negativos, con una balanza comercial negativa desde agosto de 2022, aunque la pasada agestión se cerró con un superávit de 604 millones.

Los economistas sugirieron que el gobierno libere las exportaciones para obtener divisas, pero se mantienen las restricciones; también indicaron hacer modificaciones en su política.

Otro indicador, es el déficit fiscal, y este 2023 será el décimo año con este dato negativo, pero es producto del gasto excesivo del gobierno, por lo que sugirieron que reduzca la administración pública, es decir, funcionarios públicos, pero las autoridades salen al paso con que no pueden prescindir de maestros.

Otro indicador, es el déficit fiscal, y este 2023 será el décimo año con este dato negativo, pero es producto del gasto excesivo del gobierno, por lo que sugirieron que reduzca la administración pública, es decir, funcionarios públicos, pero las autoridades salen al paso con que no pueden prescindir de maestros.

Son casi 600 mil funcionarios públicos en el gobierno, se anunció que 20 mil se sumarán con la puesta en marcha de varias industrias, así como nuevas reparticiones estatales.

Para bajar este indicador se reduce la inversión pública, según Romero la manera más fácil. El 2022 se programó una cifra de 5.015 millones de dólares, pero al término de la gestión, sólo se alcanzó un porcentaje de ejecución de 52,5%, un poco más de 2.600 millones.

Inflación

Mientras, el economista y ex director del BCB, Gabriel Espinoza escribió en su @g_espinoza:

1. La inflación, hoy por hoy en #Bolivia, viene de la negación de la escasez de dólares que enfrenta nuestra economía (escasez que proviene de un comportamiento muy simple: Bolivia gasta más dólares que los que ingresan).

2. La inflación, aunque la percibimos como un incremento de precios (en bolivianos), es en realidad un deterioro del poder adquisitivo de nuestros ingresos (medidos en dólares al tipo de cambio de mercado).

3. Ese deterioro se ve profundizado por la política económica, que ha priorizado el gasto antes que la inversión (o sea, hoy Bolivia depende mucho más que antes de las importaciones).

4. En otras palabras, lo que está sucediendo en el país es un empobrecimiento de la gente a causa, repito, de la negación del verdadero problema y de la irresponsabilidad del populismo.

5. En definitiva, Luis Arce y su tropa son los culpables del descalabro que se viene», escribió.
Mientras el economista Ernesto Sheriff, escribió en su @sheriff_ernesto: “La inflación está por todas partes. Los bienes importados de contrabando ya se indexaron al tipo de cambio paralelo.

Poco a poco los aumentos ya se trasladaron a los bienes de primera necesidad. Algunos precios se adelantan y otros se rezagan. Historia vieja que se repite”.

“Si el país está quebrado (ya no tiene reservas), entonces toda la cantidad de dinero en Bs queda sin respaldo, un buen banco central tiene que retirar Bs de la economía, pero estando quebrado, tiene que retirar cantidades muy fuertes. Como no puede, todo el exceso es inflación», escribió Sheriff.

(Fuente: El Diario)


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Abrir chat
Hola 👋 gracias por visitar nuestro sitio web,
En que podemos ayudarte?